Compartí este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Hola, espero estés muy bien.
Estoy renovando mí tarjeta de presentación y me permití escribir unas líneas de prioridad por experiencia.
Una tarjeta de presentación proyecta profesionalidad, da confianza y seguridad. Muchas veces es responsable de dar la primera impresión acerca de su negocio. Por lo tanto, hay aspectos que deben ser cuidados al momento de entregarlas.
Aquí despejo algunas de las dudas que suelo recibir al respecto:
¿Cuál es el mejor momento para entregar una tarjeta de presentación?
No hay un momento estricto para entregarla. No obstante, es mejor no esperar hasta el último momento para hacerlo. Lo ideal es casi al inicio, en el momento en que se está empezando a tocar el asunto de negocios, de esta forma tu cliente se hará una idea acerca de quién sos y qué es lo que hace antes de entrar a profundidad en el tema.
Si la persona con la que estás tratando se adelanta a ofrecerte su tarjeta, también deberás entregarle la suya.
Mis tarjetas se encuentran en mal estado ¿hay problema algún problema en entregarlas así?
Nada de plieges, rayaduras o algún otro signo de deterioro. Una tarjeta de presentación es una extensión de tu empresa y de vos mismo(a). Y, si los datos ya no coinciden con tu situación actual; niégate escribir sobre ellas, mejor imprima otras.
Entonces, ¿cuál es la mejor manera de preservar mis tarjetas?
Utiliza un tarjetero para portarlas, los hay en distintos colores, estilos y materiales. Dentro de él, sus tarjetas se mantendrán impecables. Además el llevar uno te sumará puntos a su imagen profesional. Los bolsillos, billeteras o bolsos sólo envejecerán tus tarjetas.
¿Cuál es el tamaño que una tarjeta de presentación debe tener?
Nueve centímetros de ancho por cinco de alto. Y más allá de ser la medida estándar, es un tamaño práctico para poder ser transportado y guardado fácilmente
¿Qué información debe contener?
La información debe prevalecer por encima del estilo de tu tarjeta. Cómo mínimo su nombre, junto al cargo en tu empresa, y los datos para poder contactarlo. La legibilidad es el segundo punto a tomar en cuenta, tu cliente agradecerá poder leer sus datos sin demasiado esfuerzo.
En los últimos tiempos el incluir una fotografía del usuario, así como un código QR, ha fortalecido la confianza y extendido la utilidad de las tarjetas de presentación, respectivamente.
Antes de desearte éxitos te pregunto ¿cómo te fue con tu tarjeta de presentación actual?
¡Un abrazo!
Mgter. Sergio Tolaba Arias

+54 9 351 6 240655

Sergio Tolaba Arias es licenciado en administación, con una maestría en innovación empresarial. Ha trabajado en variadas empresas en Latinoamérica, desde los puestos operativos hasta los roles gerenciales con experiencia en rubros tradicionales como vanguardistas. Desde hace trece años capacita emprendedores, empleados y gerentes para que potencien sus objetivos comerciales. Asesora empresas en estrategias comerciales, crecimiento en mercados objetivos y el desarrollo de franquicias.

Potenciemos tus objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos

¡Gerentes comerciales!

Las empresas comerciales está revolucionando cómo funcionan las personas. Ahora necesitan transformar la forma en que los gerentes comerciales gestionan sus equipos. Tarde o temprano,

Leer más »