Compartí este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

En cualquier área de actividad, contar con una estrategia de marketing bien definida e implementada es ideal para que una empresa crezca y se promueva de la manera más variada posible. Esto se debe a que es a partir de estas estrategias que puede hacer que más personas conozcan su marca y, por lo tanto, atraer más clientes.

Es lo que todos queremos, ¿verdad? Más clientes. Entonces, ¿dónde están? ¿Por qué es tan difícil hacer que las personas derriben la puerta para trabajar con nosotros?

Y no puedes entender por qué. Después de todo, has hecho todo lo que se supone que debes hacer, pero no está funcionando. Es una sensación estresante cuando no tienes suficientes clientes. Necesitamos clientes para comprar nuestros alimentos, pagarles a nuestros empleados y contratistas, y hacer crecer la empresa.

Además, las empresas fracasan cuando no tienen suficientes clientes.

El problema no es que no estés haciendo suficiente marketing. Y no es que tengas el modelo de negocio equivocado. La verdadera barrera es que estás confundiendo a tus clientes potenciales. Tus mensajes de marketing carecen de claridad. En esta publicación, te mostraré mi fórmula de pocos pasos para generar más clientes potenciales y ganar más clientes.

La mayoría de los empresarios saben que es esencial contar con un plan de acciones para promover un negocio. Sin embargo, muchos de ellos tienen preguntas cuando llega el momento de decidir sobre las mejores estrategias. Lo primero que debe comprender es que no existe una estrategia de marketing específica para cada negocio.

El éxito de cualquier estrategia depende de cómo se implemente y se lleve a cabo, el público objetivo y, por supuesto, el tipo de negocio

¿Qué es la estrategia de marketing?

Antes de hablar sobre los conceptos básicos para ayudarlo a atraer más clientes, debemos explicar qué es una estrategia de marketing. Este término se usa ampliamente, especialmente en el mercado digital, pero no significa que se difunda tanto que todos realmente lo entiendan como un todo.

Básicamente, la estrategia de marketing no es más que planificar todas las acciones para promocionar su marca, producto o servicio con anticipación y monitorear los resultados de dichas acciones para comprender qué se debe mantener y qué se puede mejorar.

¿Listo? ¡Vamos!

1) Comunícate como si fueras humano, sí leíste bien. Construye un increíble solucionador de problemas.

Cuando hables con tus clientes, intenta que la comunicación sea lo más «cara a cara» posible. Asegúrate de usar sus nombres, recurre al humor si es apropiado y sé educado pero natural. Mostrar empatía te ayudará enormemente a conectar con tus clientes.

No desaproveches ninguna oportunidad: todas las interacciones te permiten captar y fidelizar clientes. Y poco a poco, las interacciones repetidas van formando la relación. Piensa por un momento en tu vida personal: las personas con las que construyes relaciones más sólidas son aquellas con las que interactúas a menudo, ¿verdad? Bien, pues lo mismo ocurre con las marcas.

Por lo tanto, para captar clientes, tu objetivo debe ser mantener una comunicación fluida, escuchando de verdad a tus clientes y reaccionando en función de sus respuesta. Una comunicación de calidad será el toque que logre diferenciarte de la competencia.

2) Conoce a tus clientes, incluso cuando no tienen razón.

Ya lo decían los antiguos griegos: «conócete a ti mismo»… o, en el caso de las empresas, conoce a tus clientes. El proceso de captar y fidelizar clientes tiene mucho que ver con el de ventas: necesitas saber cómo se llama la persona con la que estás hablando, qué necesita, cuándo es su cumpleaños y hasta la raza de su perro.

¿Cómo puedes obtener toda esta información? La clave está en continuar la conversación después de la transacción.

3) Sácale todo el «jugo» a las quejas de los usuarios. Hacé que se enamoren de tu forma de solucionar sus pedidos.

Mejorar la captación y la fidelización de clientes requiere un cambio de actitud. Las quejas y los comentarios negativos no son un incordio insoportable, sino una oportunidad para saber lo que tus clientes realmente piensan de ti. Personalmente, yo prefiero mil veces que un usuario se queje abiertamente a que abandone la marca sin dar ninguna explicación.

Las críticas negativas son las que te ayudan a mejorar tus servicios, te dan la oportunidad de redimirte y te ayudan a evitar posibles crisis de reputación.

La próxima vez que un usuario proteste, tomatelo como una ocasión para resolver sus problemas. Escúchale, obtén la información que necesitas para resolver el problema y actúa con rapidez. Discúlpate de manera sincera, dale las gracias al cliente por compartir su problema y promete solo lo que puedas ofrecer. Si todo sale bien, habrás conseguido -incluso- fidelizar a un cliente para siempre.

4) Mantente en contacto

Una de las claves básicas de una buena relación con el cliente es la fluidez. De hecho, un 67% de los consumidores opinan que los servicios físicos y digitales deberían ser más rápidos e intuitivos.

Para mantener esta fluidez, es necesario tener un contacto regular con el cliente. Una vez más, piensa en tus relaciones personales: si nunca quedas con alguien, si no sabes nada de su día a día, es inevitable que la relación acabe por enfriarse.

5) Gánate la confianza de tus clientes

Todas las relaciones a largo plazo se basan en la confianza y el compromiso. Si consigues que tus clientes confíen en ti, estarán mucho más satisfechos y será mucho más probable que se fidelicen a largo plazo. Conseguirlo es una cuestión de integridad y sentido común:

Sé sincero, sé honesto y mantén siempre tu palabra. Si prometes algo al cliente, ¡más te vale cumplirlo al pie de la letra!
Muestra tus buenas intenciones. Muchas veces la confianza se rompe porque el cliente tiene la sensación de que la empresa quiere aprovecharse de él, en lugar de actuar basándose en el beneficio mutuo.

6) Céntrate en el inbound marketing, ¿qué es ésto?

El «outbound marketing» o marketing tradicional se basa en ir a donde están los consumidores e interrumpir su día a día para mostrar tus productos y servicios. Es el caso de los clásicos anuncios de televisión, los banners o el correo no deseado.

El inbound marketing le da la vuelta a este paradigma del marketing para captar y fidelizar clientes. La idea es conseguir que tus clientes vengan a ti para empezar a alimentar tu relación con ellos.

Una de las estrategias más comunes para conseguirlo es crear contenido de valor que resuelva los problemas reales de tus clientes potenciales. A través de artículos de blog, vídeos, ebooks, informes y otros contenidos, se consigue atraer a los usuarios para que dejen sus datos de contacto y se conviertan en un «lead». Y un lead puede ser el comienzo de una hermosa amistad.

Con esta información, me permito denominarla sagaz, podrás darte cuenta de qué estrategias funcionan para tu negocio y puede concentrarse más en aquellas que realmente ofrecen rendimientos.

Recuerde, es muy importante medir todo lo que hace para asegurarse de que tu trabajo no sea en vano y de que estés obteniendo ganancias.

7. Recordá, es muy importante medir todo lo que hace para asegurarse de que tu trabajo no sea en vano y de que estés obteniendo ganancias.

Las acciones que realices tiene que tener métricas de desempeño y tener fechas de vencimiento.

Entonces, ¿ya sabes cuál es la mejor estrategia de marketing para vos? ¿Qué opinas?

Un abrazo

Mgter Sergio Tolaba Arias

+54 9 351 6 240655

Sergio Tolaba Arias

Soy Sergio, consultor en innovación empresarial, con más de 15 años en Latinoamérica ayudando a negocios a crecer. Este blog es mi espacio de reflexión y acción en Marketing de Experiencia, Excelencia en Atención al Cliente, Ventas 360° y Liderazgo Ágil.

¿Necesitas que te asesore?

2 comentarios en “¿Listo para conseguir más clientes?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos