Nuestro futuro es el resultado de nuestros hábitos

Compartí este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

¿Por qué es importante tener una rutina consciente diaria?

Se sabe que las personas exitosas del pasado y del presente tienen una rutina diaria. ¿Alguna vez te has preguntado cómo tener buenos hábitos puede acercarte a tus objetivos? Yo me lo pregunté hace unos años y comencé averiguar para adoptar.

Los hábitos diarios pueden variar según la persona. Pueden incluir cosas como el consumo de agua, el ejercicio, el desarrollo personal o una alimentación saludable. No importa el caso, estas pequeñas actividades forman un sistema según el cual todos funcionamos. Y dicho sistema determina cómo trabajamos, cómo se ven nuestras relaciones y lo que aún necesitamos mejorar o cambiar para mejorar, tanto en el trabajo como en la vida personal.

Hay cinco beneficios principales que resultan de tener una rutina diaria. Por supuesto, hay más, pero estos cinco componentes son la base para crear una vida equilibrada. También son útiles para mantener tus hábitos diarios al mismo nivel. Una vez que lo consigas, la rutina se convierte en algo natural y harás todo automáticamente.

Verifica estas 5 razones por las cuales debes tener una rutina diaria y cuánto influye en su eficiencia.

1. Mejor gestión del tiempo

Tener hábitos diarios ayuda a organizar su tiempo durante el día porque está siguiendo un patrón específico de actividades. Es como tener una lista de tareas de las cuales estás tachando los artículos, uno por uno. Por lo general, estas actividades se repiten y constituyen una parte coherente de nuestras vidas. Por lo tanto, poder asignarles el tiempo adecuadamente es muy importante.

Es una buena idea utilizar el seguimiento del tiempo para saber exactamente cuánto tiempo le dedicas a cada actividad. Esto te ayudará a tener una visión profunda de sus procesos diarios para comprender mejor a dónde va su tiempo. Cuando tenes un plan específico para el día, semana o incluso mes, es más fácil lograr tus objetivos y mantener el orden en la vida. 

2. Autodisciplina

Dado que hay ciertas cosas que debes hacer durante tu rutina diaria, no hay lugar para asuntos fuera de tu horario diario. Una vez que comiences tu día con al menos un hábito y continúes haciéndolo durante toda la semana, el resto vendrá naturalmente.

Fácilmente podrás mantener la disciplina, deshacerte de todos los malos hábitos y organizarte. Y eso se aplica a tu trabajo, pensamientos, emociones, relaciones y cualquier otro aspecto de tu vida.

3. Enfoque

Los hábitos diarios eliminan fácilmente las distracciones porque estás enfocado solo en aquellas cosas que deben hacerse.

Cuanto más te mantengas en tu rutina diaria, más automático te volverás para que realices todas las actividades durante el día. Como resultado, tu trabajo es fluido, eficiente y aprendes a enfocarte solo en estas acciones relacionadas con su horario diario.

4. Un equilibrio saludable

Dado que mantener una rutina diaria ayuda a mantenerse organizado y enfocado, también es un medio para lograr el equilibrio entre el trabajo y la vida.

Gracias a los hábitos habituales y la autodisciplina, puedes ver claramente cuando las cosas se te escapan de las manos. Eso te permite reorganizar su horario y adaptarte a posibles cambios. Como resultado, estás evitando el estrés innecesario y podés abordar rápidamente cualquier problema.

5. Comprenderte mejor a vos mismo

A veces, formar tu rutina diaria puede llevar tiempo. Y nadie dijo que es una cosa fácil. Pero con el tiempo, podes desarrollar tus propios hábitos, eliminar estos malos y ver qué funciona mejor para vos mediante el método de seguimiento y error . En otras palabras, podes personalizar tu rutina diaria de acuerdo con su carácter, estructura de trabajo u otros factores que afectan tu vida en un momento particular.

Es una manera drástica de aprender cosas nuevas sobre vos, lo que desencadena las partes positivas de tu personalidad y lo que las influye negativamente. De esa manera podes trabajar en tu personaje.

Ahora, ¿cuál es tu rutina diaria?

Incluso si ya sos exitoso en lograr tus objetivos, debes pensar en tener tus propios hábitos. Podes trabajar en tu rutina diaria y comenzar a ayudarte a prepararte para el nuevo día y los desafíos en el trabajo. Si lo preferís, podes concentrarte en la rutina nocturna como una manera de relajarse y deshacerte del estrés que acumulaste durante el día. O tu rutina puede incluir todas las pequeñas actividades que realizas todos los días. Ya sea cuando te relacionas con el trabajo o la vida personal.

No importa el caso, seguir un conjunto de prácticas sistemáticas puede ayudarte a ser más organizado, consciente de sí mismo y exitoso. Y no se desanimes cuando las cosas no salen según lo planeado, más aún en los tiempos que estamos viviendo. 

Establecer una rutina fija lleva tiempo, ¡así que sé paciente y no te rindas!

Muchas gracias y seguimos en contacto.

Mgter. Sergio Tolaba Arias

Sergio Tolaba Arias

Soy Sergio, consultor en innovación empresarial, con más de 15 años en Latinoamérica ayudando a negocios a crecer. Este blog es mi espacio de reflexión y acción en Marketing de Experiencia, Excelencia en Atención al Cliente, Ventas 360° y Liderazgo Ágil.

¿Necesitas que te asesore?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos