¿Por qué los clientes no me compran?

Compartí este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Si pasa tiempo comercializando su producto, pero no vende tanto como le gustaría, es importante evaluar por qué y hacer -recomiendo inmediatamente- ajustes. Todos los consumidores tienen necesidades y pasos que deben seguir antes de decidirse a comprar. 

Si su comercialización no cumple con esos requisitos, probablemente esa sea la razón por la cual su producto no se está vendiendo. Además del precio, los consumidores están hiper informados -y convencidos- de los beneficios de los productos y de lo que pueden hacer. Para que sus esfuerzos de marketing sean efectivos, los consumidores deben ser persuadidos de que son útiles y proporcionan un buen valor auténtico y extremadamente claro.

Persuadir a los clientes de que su producto es beneficioso para ellos y que vale la pena es más fácil decirlo que hacerlo. Evalúe cómo puede mejorar en la comercialización de sus productos de una manera que convierta a los consumidores en sus clientes. Hay cinco áreas donde es más probable que encuentre la necesidad de cambios en su enfoque. Va mi experiencia y análisis de intervenir procesos, empresas y mercados al respecto:

Falta de conciencia

Los consumidores no pueden comprar productos que desconocen. Si está comercializando, pero los consumidores aún no conocen su producto, puede ser el momento de evaluar por qué no funciona. ¿Está apuntando al mercado correcto con su mensaje? O, más delicado aún, ¿Su mensaje llega a aquellos que estarían interesados en su producto? Es importante recordar que la solución no siempre es más marketing, porque el problema puede estar en dónde está comercializando y qué vehículos de ventas está utilizando. Evalúe la demografía clave de su mercado objetivo e investigue dónde es más probable que sus esfuerzos lleguen a ellos.

Falta de entendimiento

Los consumidores no compran productos únicamente en función del precio. Sí tienen en cuenta el precio, pero compran en función de los beneficios que les brinda su producto.

Si le preguntara a sus clientes cuáles son los beneficios de su producto, ¿lo sabrían?

Esto es importante. Su comercialización debe centrarse en los beneficios de su producto para que los consumidores se interesen en comprar su producto. Cree una lista de los tres principales -y palpables- beneficios de su producto y utilícelos en su mensaje de marketing y ventas, lo antes posible. Recuerde que no es el único oferente en su mercado.

Falta de valor percibido

Los consumidores no comprarán productos que perciben como sin valor ¿Usted lo haría? 

¿Por qué los clientes deben valorar su producto? Puede utilizar los beneficios de su producto para crear valor percibido y es ese valor percibido lo que ayuda en las ventas de su producto. Si un cliente no puede ver el valor, simplemente pasará su producto. Para crear ese valor percibido en su mensaje de marketing, muestre a las personas que usan su producto a través de anuncios, demostraciones u otros medios. Recordemos que el cliente no es adivino ni tiene ganas de adivinar.

Innecesario

¿Los consumidores saben cómo su producto satisface sus necesidades? ¿Les facilita la vida, les ahorra tiempo, les hace sentirse mejor? ¿Qué necesidad satisface su producto? Tiene que decirles a los consumidores eso. No les hagas adivinar (insisto a propósito) ni dar la respuesta por su cuenta. Cuéntales y ayuda a educarlos sobre por qué necesitan tu producto. Al igual que sus esfuerzos de vender debería mostrar cómo sus productos aportan valor, también deberían mostrar cómo la ausencia de su producto puede crear problemas para los consumidores.

Inaccesible

Los consumidores no pueden comprar lo que no está disponible para ellos. Si se enteran de su producto pero no es accesible, olvídalo. 

Los consumidores desean experimentar la facilidad para obtener y usar su producto. 

¿Cómo puede hacer que su producto sea más accesible para ellos? ¿Lo está poniendo en diferentes lugares? ¿Distribuir su producto de manera diferente? Quizás esté ofreciendo su producto online. Evalúe la accesibilidad de su producto y vea si necesita hacer cambios. 

Tenga en cuenta la naturaleza de su producto y su objetivo demográfico y socio cultural. 

Algunos artículos se venden mejor en línea con ciertos datos demográficos, mientras que otros tienen más probabilidades de vender donde los clientes pueden verlos o ver cómo trabajan en persona en una tienda.

Espero le sea útil. 

Sergio Tolaba Arias

Soy Sergio, consultor en innovación empresarial, con más de 15 años en Latinoamérica ayudando a negocios a crecer. Este blog es mi espacio de reflexión y acción en Marketing de Experiencia, Excelencia en Atención al Cliente, Ventas 360° y Liderazgo Ágil.

¿Necesitas que te asesore?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos